El Camaleón (Chamaeleon) es una constelación poco vistosa del hemisferio sur. Casi parece de relleno. Pero ocupando toda su extensión, y también parte de la de sus constelaciones vecinas Ave del Paraíso (Apus), Mosca (Musca), Quilla (Carina) y Octante (Octans), encontramos algunas de las zonas de formación estelar más interesantes del cielo y una de las más cercanas a nosotros a unos 520 años luz de distancia.

Se podría pensar que las estrellas se forman en en el seno de esas vistosas nebulosas de emisión como M42, la nebulosa Rosetta o similares. Lugares que solamente con ver sus imágenes transmiten la idea de que en su interior hay presencia de abundante radiación y energía. Y que ese entorno es necesario para que nazcan objetos tan energéticos como son las estrellas. Pero no es así. Las estrellas se forman en zonas frías, oscuras y poco turbulentas. Necesitan para formarse que la gravedad haga su trabajo. Las nebulosas oscuras como las que se encuentran en la constelación del Camaleón son los lugares ideales para que el colapso gravitatorio de todo ese material de lugar al nacimiento de nuevas estrellas. Luego las jóvenes estrellas empezarán a emitir grandes cantidades de energía y radiación haciendo brillar los gases y polvo a su alrededor formando las vistosas nebulosas de emisión y con el tiempo disipando la nube de polvo y gas donde se formaron. Cría cuervos…..

El complejo de nebulosas oscuras de la constelación de Camaleón se subdivide en 3 zonas más o menos diferenciadas. La imagen muestra la denominada Camaleón I. Además de las nebulosas oscuras presentes en esta zona del cielo en la imagen podemos ver la nebulosa de reflexión IC 2631 en centro y otra nebulosa de reflexión en la parte superior catalogada como Ced 111.

La idea tras la imagen era la de obtener datos con la suficiente profundidad para mostrar que la parte de la nebulosa que vemos habitualmente en astrofotos de este objeto no es más que la parte más densa de una nube mayor aunque más tenue.

La extensión y estructura de esta nebulosa oscura puede apreciarse mejor en la siguiente animación en la que se compara la imagen natural con otra en la que se han eliminado las estrellas presentes.

 

 

 

 

Los datos usados para la imagen han sido los siguientes: